FABRICACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE REPUESTO AGRÍCOLA

Cultivadores tipo Mammuth con refuerzo

  • @Campoagrícola
  • 27/02/2019

El cultivador con brazos flexibles modelo Mammuth de perfil 80*12 y con su refuerzo de anilla de perfil 80*10, nos ofrece una combinación muy amplia en la mezcla de tipología de máquinas, cultivos y labores en diferentes épocas del año.

Su gran versatilidad nos permite montar máquinas de solamente dos filas para sustituir los ya casi obsoletos cultivadores de doble espiral tanto de 27 como de 32 y suplir en calidad de trabajo, resistencia y terminación de las labores de cultivación, todas las carencias de los modelo denominados Tipo Ransome. Aportan firmeza, apoyados por el refuerzo, adaptabilidad, para labores en zonas más exigentes y la flexibilidad que le permite la vibración en labores de refinado o preparado de cama de siembra.

El modelo 80*12 con refuerzo, también nos incita a una gama de montaje que podríamos denominar intermedia y que podríamos defender como el tipo de maquina más versátil. Con un montaje en 3 hileras con una distribución adecuada, nos da opciones como por ejemplo en primavera, de cultivar para lechos de siembra en tierras previamente aradas, o en otoño para una labor secundaria en rastrojo. Incluso en condiciones idóneas de suelo una primera labor para levantar malas hierbas y  sacar semilleros para que estos purguen y sequen de cara a la siembra. Con esta opción de montaje en tres hileras del modelo Mammuth 80*12, podemos suplantar a las máquinas que se fabrican con los brazos denominados Vibro Flex puesto que, aunque las labores en suelo previamente alzado puedan ser similares, la resistencia y sujeción que le otorga el refuerzo de 80*10 con anilla para labores más rigurosas, nos asegurara una vida útil del brazo y por tanto de la máquina, superior a las ballestas que trabajan en una sola pieza y sin ningún tipo de apoyo.

Una opción más que permite el modelo Mammuth 80*12 con refuerzo, es un montaje de 4 hileras que con una distribución correcta y una separación adecuada, nos ofrece una incorporación de rastrojo y una labor de refinamiento del suelo casi simultánea para trabajos de mínimo laboreo. Es una elección  acertada en zonas que requieran, por producciones un poco más escasas, minimizar costos y rentabilizar producciones.

Tenemos que apuntar también que en los últimos años, hemos podido comprobar, que no solo se pueden usar este tipo de máquinas con brazo 80*12 en labores de cereal si no que los fabricantes con su experiencia, nos han demostrado que con un montaje correcto, con un tipo de rodillo adecuado al trabajo, la disposición de la rastra con su pauta de muelle, o la combinación de ambos en casos que lo precisen, se realizan trabajos en diferentes cultivos y con condiciones muy cambiantes a lo largo de toda la orografía de nuestro terreno con unos resultados realmente asombrosos.

Si tuviésemos que definir con una sola palabra el trabajo de los aperos montados con el modelo Mammuth de 80*12 con refuerzo, sería como hemos podido averiguar, “versatilidad” por su capacidad de adaptación a diversos usos, condiciones y tipos de labor y trabajo.

Como resumen podemos decir que, en cualquier tipo de montaje que elijamos para el modelo Mammuth de 80*12 (dos, tres o cuatro hileras) en función al trabajo a realizar, con la combinación apropiada del complemento que precisemos (rulo, rastra etc.) y la adecuación correcta a la potencia del tractor con el vayamos a trabajar, podemos obtener una máquina que sin duda alguna se amolde a la faena que deseemos efectuar y con unos resultados de total calidad.

Jose María Valencia

No Comments

Leave a Comment

Volver arriba